Como cada año…

Hoy la Ciudad de México fue testigo de uno de esos eventos que sólo ocurren una vez al año, y no, me veré amargado y no hablaré para nada de los Premios Oscar, ustedes disculparán, me refiero a la enorme cantidad de jóvenes y otros ya no tan jóvenes que se desplazaron, desde distintos estados de la República Mexicana o de diversos sectores del D.Fectuoso para acudir al examen de ingreso a la Universidad Nacional Autónoma de México… La UNAM para mayores referencias.

Y entre las grandes filas de gente y los padres esperando a sus hijos, y los conductores desesperados, etc. No pude menos que notar la gran falta de organización que aqueja a nuestra querida ciudad.

Los reclamos anuales contra la UNAM ya vendrán después, que si no hay plazas, que si es al azar, que si los de las prepas públicas ocupan lugares de otros que si quieren estudiar… en fin, quejas válidas pero que en su momento deben ser matizadas.

Sin embargo debo insistir en lo que encontré más sorprendente. Tomando en cuenta los miles y miles de alumnos que se desplazaron hoy en día a diferentes horas por todo el Distrito Federal, tomando en cuenta que no es un Domingo de tráfico normal y que muchísimos jóvenes de provincia apenas tienen tiempo o recursos para poder venir a hacer el examen. ¿No sería posible sólo por una vez en TODO el año que el gobierno de Distrito Federal diera prioridad y fluidez a la circulación vehicular?

Ni siquiera pretendo alzar la voz o la pluma contra el indignante tráfico de la capital, el cual hacemos y sufrimos todos; cada uno de nosotros contribuye un poco a ese tráfico acentuado por las pésimas planeaciones viales. Pero me parece un desacierto total que en un día donde tantas familias angustiadas por llegar a tiempo a las sedes de los exámenes, no se pueda hacer algo por aminorar la carga vehicular en algunas de las principales arterias del país.

Es decir, las bicicletas por el centro o por cualquier parte de la ciudad son una excelente idea, parte de una cultura que espero poco a poco vayamos aprendiendo. Pero estoy casi seguro que hubiera sido de gran ayuda que hoy se hubiera suspendido este programa. Así como los diferentes maratones, eventos, manifestaciones, etc. Que involucraran cerrar calles o avenidas principales (Como fue el caso de Churubusco)

Vamos que no es tan difícil, es un día al año, es sólo sacrificar un Domingo en pro de todas aquellas familias que lo único que desean es acompañar o sólo ir y dejar a su hijo en una universidad donde hará su examen para la educación superior.

Y aunque estoy seguro que muchos de los aspirantes se trasladaron en transporte público, creo que hay un número significativo de vehículos que buscan llegar a tiempo a su destino en este particular Domingo de febrero.

Ojalá que con el tiempo nuestra cultura vial incremente y se forje al grado, de que las autoridades no tengan que intervenir para asegurar una circulación rápida y segura. Pero por mientras, sería importante tomar en cuenta que como cada año, hoy no fue un domingo cualquiera, y se debe pensar por adelantado, en estos espinosos días de complicaciones al volante.

JP

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Vagamente político

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s