Pequeño manifiesto en contra de las etiquetas

Una de las actividades del ser humano ha sido desde siempre catalogar; clasificar todo y para todo, nombrar, pesar, medir, comparar, separar, excluir, agrupar. Y hemos llegado al extremo de tener que traer todo el tiempo una etiqueta pegada en la frente, en la ropa, en la mirada y en las ideas para poder ser alguien o al menos algo en esta confusa actualidad.

Entonces uno no puede llegar a un antro, un café o una escuela y decir soy YO. Tiene por fuerza que decir soy hypster, soy fresa, soy cool, soy intelectual, soy teto, soy alternativo… Y yo sólo me pregunto ¿Por qué? ¿Por qué encasillarnos? ¿Por qué cerrarnos? ¿Por qué no abrir nuestra mente a un mundo de posibilidades infinitas, donde cada combinación de contradicciones resultara en un fantástico e imposible abanico multicolor? ¿Por que no vestirnos de negro, escuchar música clásica y bailar electrónica? ¿Por qué no ser una rubia inteligente? ¿Por qué no ser un escritor a la moda? A pesar de que pudiera parecer contradictorio sólo lo es para los humanos… Alguien puede ser una persona profunda, reflexiva y culta y aún así preocuparse por su aspecto, ir a antros de moda, asistir a las mejores fiestas y no por eso perder su valía (No, quien me conozca podrá dar fe de que no es mi caso) .

De cualquier forma por qué no querer lo que queremos, hacer lo que queramos, escuchar lo que se nos pegue en gane y aún así pensar o no pensar si así lo decidimos. ¿Acaso no somos seres repletos de contradicciones? La vida humana está repleta de laberintos, de espejos, de enigmas creados por mentes humanas ¿Por qué no ser cada uno un enigma andante?… Una caja de sorpresas.

Afirmo y confirmo que estoy en contra de las etiquetas, creo en un pop con profundidad, en una intelectualidad fresca, en un pensamiento reflexivo que lo siga siendo sin importar como se vista. En un lector cool y en un pequeño-burgués de autentica izquierda. Desprecio la idea del determinismo darwiniano y protesto, educadamente pero protesto, contra las etiquetas y muros que nos ponemos día con día y no nos permiten ser Nosotros arrastrándonos a los aborregados caminos de lo común y lo predeterminado.

Por qué pienso que aún en la más profunda de las intelectualidades existe lo trivial y aún en lo más superfluo un rastro de verdad. Seamos lo que queremos… ¡Mueran los límites!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Vagamente artístico, Vagamente filosófico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s