El dilema Nobel

En cierta ocasión leí un comentario acerca de algunas sospechas (poco fundadas tal vez…) de que lo miembros de la academia sueca, que se encarga de juzgar a los candidatos y entregar los premios Nobel, no supieran leer. Temor que he compartido desde hace algunos años que descubrí, entre las páginas de un laberinto de senderos que se bifurcan, al gran escritor argentino Jorge Luis Borges.

Y desde que me enteré que Borges jamás recibió el tan polémico premio Nobel de literatura me he dedicado a reflexionar un poco acerca de la importancia que la sociedad le da al galardón y la poca credibilidad que éste aún mantiene.

Hace mucho tiempo realmente creía que el Nobel era EL premio… el reconocimiento más grande y me atrevo a decir casi sagrado que podía recibir un hombre que hubiera hecho un avance sin precedentes en alguna de las múltiples áreas del saber humano, pensaba que era un reconocimiento no sólo a la constancia o al esfuerzo sino al talento puro y enfocado hacia el bien, hoy me he dado cuenta que, a pesar de su gran valor simbólico, muchas veces funciona solamente como parte del curriculum político.

Y no mencionaré el Premio Nobel de la Paz como ejemplo, pues sería meterme en camisa de once varas, pero me queda claro que el presidente de los Estados Unidos: Barrack Obama, no ha hecho más que cumplir con su deber al retirar las tropas americanas del Medio Oriente, el Nobel que le otorgaron fue una burla para todos los que creíamos o queríamos creer en la academia.

Prefiero centrarme en la polémica que ha rodeado desde hace ya tiempo al Nobel de Literatura; especialmente en el caso Jorge Luis Borges, pues la reciente obtención del premio de Mario Vargas Llosa, ha puesto de nuevo el dedo en la llaga.

Borges nunca fue un gran creyente, pero estaba seguro de ser un gran escritor, y es considerado por muchos uno de los fundamentales de la literatura en castellano junto con Cervantes y Neruda. En alguna ocasión, el poeta y cuentista argentino comentó; que le gustaría ganar el Nobel para al menos quitarse la etiqueta de eterno candidato. Y es que es cierto, durante largos años, Jorge Luis Borges ganó todo lo posible, recibió todos los reconocimientos, premios, doctorados honoris causa, posibles… sin embargo el gran botín, el reconocimiento máximo, el premio de los premios… nunca llegó.

Hay quienes ven en esta negativa del premio una venganza política contra en duro ultra-derechismo y militarismo del argentino, razones humanísticamente válidas;  pero solamente. Estando cerca de su muerte, Borges admitió haberse equivocado y con esa sonrisa de niño que siempre tuvo, descargó un poco su culpa recalcando su imposibilidad de leer diarios… yo sé que esto lo exime, al haber sido una figura popular e intelectual, Borges debió ser más consciente del mundo en que vivía y enterarse de la actualidad que rodeaba su país, sin embargo como alguna vez lo expuse frente a mi salón: Puede que Borges haya sido el menos argentino de todos los argentinos; él solía decir: “Mi patria es la literatura” … y no me cabe duda que la academia sueca debió haberle dado el premio, puesto que la literatura no sólo era su patria, era su reinado, su refugio y su refugiado.

Jorge Luis Borges fue un revolucionario de la lengua, sin él, es imposible concebir la narrativa en castellano del siglo XX. si el premio Nobel verdaderamente fuera un reconocimiento al talento y el esfuerzo, si como dicen sus estatutos se le otorgará a aquel que haya concebido la obra literaria encarrilada hacia el rumbo correcto más sorprendente y revolucionaria, no hay nadie ni ha habido nadie más merecedor del premio que Borges.

Sin él los premios de Garcia Márquez, Vargas Llosa, Octavio Paz, etc… se ven sin fundamento. Esperemos que algún día el premio Nobel sea de nuevo un reconocimiento que se gane por puro merecimiento, sin vicios y discusiones políticos que lo empañen. Mientras tanto no me queda más que felicitar al gran escritor Mario Vargas Llosa por su reciente reconocimiento, también más que merecido. Él mismo lo señaló: “¿A quién le otorgaría usted el premio si pudiera?”, con una afirmación categórica: a Jorge Luis Borges.”

Foto obtenida de: http://www.cromos.com.co

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Vagamente literario, Vagamente político

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s